Etiquetas

, , , , , ,

Barcelona es una ciudad con múltiples paisajes que han ocupado a numerosos autores de novela policíaca. Ahora que parece haberse puesto de moda el barrio de la vallvidrera 3Barceloneta, yo recojo mi moto y me subo a Vallvidrera, uno de los lugares emblemáticos de Vázquez Montalbán.

Vallvidrera se levanta en la cresta de la sierra que resguarda las espaldas de la ciudad. Más que como una barriada, se nos aparece como un pueblo que -no sé por qué accidente- forma un extraño aparte de la capital, netamente separado por una sinuosa carretera que asciende un par de kilómetros montaña arriba. Allí sitúa Montalbán la vivienda de Pepe Calvalho, una casita pared con pared a la del gestor Fuster, que le lleva las vallvidrera 2finanzas. A ambos les une la pasión por la cocina y no serán pocas las madrugadas que pasen en conspiraciones culinarias, entre fogones. Allí es también donde enciende su famosa chimenea -que prende con un libro de su biblioteca- ya sea verano o invierno.

En ese refugio se distancia el detective de la gran ciudad, tan próxima y a la vez tan alejada: la parte de la Barcelona que toca al mar, con su barrio chino, sus chulos y sus putas; y de la amarga sordidez de algunos de los que en ella habitan.

vall

Otro día visitaremos más escenarios de esta ciudad.