Etiquetas

, , , ,

 

imprevisible-Ha sido él –afirmó el inspector Navas.

– ¿Estás seguro?

Completamente, aunque no iba a ser fácil demostrarlo. Puede que aplicándole el tercer grado acabara inculpándose, con un poco de suerte. El inspector no encontraba otra salida.

-No acabo de ver el móvil.

-A veces no existe móvil –aseguró Navas-: siempre ha habido gente imprevisible y continuará habiéndola.

El otro se encogió de hombros y los músculos de su cara perfilaron una mueca escéptica.

-Si tú lo dices…