Etiquetas

, , , , ,

Chinatown es una película de la Paramount estrenada en 1974, dirigida por Roman chinatownPolanski y protagonizada por Jack Nicholson y Faye Dunaway. John Houston encarna, a su vez,  a uno de los personajes principales. Se rodó sobre un guión de Robert Towne, que obtendría el único Oscar de las once nominaciones de que fue objeto el film. El barrio chino (chinatown) es, en este caso, el de la ciudad de Los Ángeles; todo y que únicamente aparece, como mero escenario, al final del film y en alguno de los diálogos.

Una mujer requiere los servicios de un detective (Jack Nicholson) encargándole que averigüe si su esposo la engaña. Las fotografías del presunto adulterio se filtran a la prensa, con dos consecuencias: la primera, se descubre que la mujer que encargó la investigación no era la esposa auténtica, sino una impostora (resulta admirable la escena entre Nicholson y Dunaway en el despacho del detective); la segunda consecuencia será la muerte del adúltero (¿accidente, suicidio?), quien resulta ser uno de los magnates que distribuyen el agua hacia la gran ciudad, muy crítico con determinados proyectos nuevos.

En realidad el hombre ha sido asesinado y el detective se adentra enchina un mundo de negocios sucios en torno a la distribución del agua a la ciudad y la previsible revalorización de unos terrenos que en ese momento son agrícolas. Un tema que parecería prosaico para una película de detectives y asesinatos; pero que, a la vez, podría resultar tan real y cotidiano como la vida misma. Alrededor, lo de siempre: negocios sucios, gente estafada, políticos que se venden, policías que también, etc, etc, etc. Resultan tremendamente clarificadoras las escenas donde se desenvuelven los diálogos entre Nicholson y Houston, y aquella otra donde el detective y Faye Dunaway descubren que un geriátrico encierra a la mayor parte de accionistas –gentes de paja- del negocio que relata la película. Finalmente, la trama se redondea con un caso de incesto que, para mi gusto, hubiera sido perfectamente prescindible.

Estimo que el hecho de juntar a Polanski y a Nicholson es suficiente garantía de que no se van  a perder dos horas viendo una película mediocre. Goza de los ingredientes básicos que definen a una historia negra: la conjugación de un crimen y una buena dosis de crítica social. El tema de Chinatown es la corrupción y el abuso de poder y de cómo la riqueza se ha houstonalcanzado siempre por métodos tortuosos e inconfesables.

Un film muy actual, dados los tiempos que corren. Recomendable en grado máximo.