Etiquetas

, , ,

lluviaLlueve como si regresáramos al otoño. Aún así, consigo aparcar en el Eixample: primera proeza del día. Una muchachas tremendamente agradables me ponen de desayunar en un bar de chaflán, mientras suena Kenny G en el ambiente. Relax. Luego, voy y me compro un libro. Empieza bien el finde.