Etiquetas

, , , ,

Repaso varias ideas que me hierven en la cabeza y rescato un personaje –puede que parareja una novela o un relato, ya veremos- que ha de ingresar en prisión. Se trata de una mujer, sofisticada y con contactos, que quiere que la encierren en una cárcel de hombres, a ser posible que sean menores de edad. Como que procuro dar el mayor aire de verosimilitud a cuanto garabateo –y dado que ahora mismo no tengo a mano a un juez o a un fiscal de vigilancia penitenciaria que me puedan asesorar- me atrevo a preguntar si ustedes me pueden decir –queridos lectores-  si es factible en este país, o en cualquiera otro, cumplir con el deseo de mi personaje. Les quedo agradecido de antemano.