Día tercero del nuevo año.

Las comidas navideñas han hecho estragos y hoy pruebo de dar un paseo -por rebajar algo de lo acumulado- en la medida en que la artrosis de la rodilla me lo permita. Compruebo que en el horizonte urbano proliferan las grúas-torre otra vez.

No sé si alegrarme o preocuparme.

gruas