SOBRE MÍ

foto martinMi hambre de lectura viene de cuando apenas levantaba cuatro palmos del suelo y devoraba las viñetas de los tebeos de un vecino, sin entender aún qué decían las letras de los bocadillos. Empecé a leer muy pero que muy joven, con aquellas novelitas
manoseadas de kiosco de apenas principiados los setenta: del oeste, de misterio y de ciencia ficción. Aparte de alguno que ya me habían regalado, me compré mi primer libro importante a los 12 años, ahorrando de mi paguita de los domingos. Fue todo un clásico: 20.000 leguas de viaje submarino, en versión original traducida fielmente al castellano. Aún lo guardo. Después he seguido con un poco de todo (con mucha novela histórica, sin duda), pero de unos años para aquí me he afianzado en la novela negra, por su componente de intriga y de denuncia. De hecho, formo parte de un club de lectura en esta temática.

Cuando empiezo a leer una novela espero que me sorprenda, ya sea por cómo esté construida o por los giros inesperados de la trama. Entre mis clásicos favoritos del género, en español, están Vázquez Montalbán, Eduardo Mendoza y Andreu Martín. También aprecio -infinitamente- a los autores emergentes.

Ya no recuerdo cuándo me entró el gusanillo de escribir, pero hace unos años sentí la necesidad de ponerme a la tarea. Si lo deseas puedes echar un vistazo aquí.